Saturday, December 05, 2015

BAJO LA SOMBRA DEL REY - POEMARIO (PROSA)


01      

La Comisión Internacional de los Deberes Humanos concluyó unánimemente que la primera y gran responsabilidad de todo ser humano es postrarse ante Dios y su Palabra. Así lo proclamaron entre plumeros y convicciones finales. Dedujeron que al despojar al hombre de su Creador, éste cae con excesiva facilidad en la agresividad, el paganismo fino, la injusticia, las desviaciones, el saqueo, el fariseísmo, los vicios, la depresión y en los embustes. Como en el sesudo y religioso humanismo no hay ni habrá medicamentos para las aberraciones y aflicciones humanas, lo aplastaron de un plumazo por medio de una resolución. La Comisión, satisfecha con esta perogrullada, canta en La mayor.

1 Samuel 12:14

02      

El Carpintero le levantó el castigo al trabajo. Al genuino hijo de Dios no le faltará el pan. Los bodrios, los mundanos duchos, los patrañeros, los simpatizantes de Jesús de Nazaret, los trúhanes, los visitantes repentinos, los allegados al reino de Dios, los sobrinos del Padre y los tercos estrictos o eficientes, sencillamente no podrán reclamar, tampoco sus camadas. Al inconverso y al gacetillero no se le darán explicaciones. Los espíritus descalcificados obtienen guiñapos, calamorrazos y molledos por porradas.  La prosperidad se concatena a una laboriosidad que es el corolario del sometimiento a los edictos y principios fundamentales del gobierno de Cristo. En la faena, lo primero es el testimonio. Al genuino hijo de Dios no le faltará el pan. El cuasicristiano no chillará.

Salmo 1:3

03     

I

Dios es su terrateniente exclusivo. La lucha no es contra carne alguna sino contra tropas espirituales con boinas negras y saña, que regentan a los desdichados con desembarazo. Jesús oró por sus enemigos. Los desenlaces venturosos pasan por un perdón con frenesí. Que el resentimiento no colonice tu alma. El hijo de ira quedará ensimismado y el ajuste de cuentas es del Magistrado y nadie escapará a sus férreos fallos de aquí y del más allá, nadie. El vengativo también cosechará mal. La venganza rebota gravemente en su autor. Bendecir al adversario es cercenar el odio. Que tus rencillas sucumban bajo la vorágine de los estatutos del reino de los cielos, único propietario de los revanchismos. La rabia es destemplada por el perdón.

Romanos 12:19

II

Al perdonar a mi ofensor me libero: de la animadversión cortante y cinéfila; de las orejas empavesadas con sofismos y del sojuzgamiento; de los desvelos impetuosos. El perdón tempestuoso es paz.

Mateo 6:14

04      

I

Tonto, no extravíes tu alma por tonto, evita la acopiada del tonto, polvifica la recogida del tonto, no te empoces en la cañada del tonto. Tanto, Cristo te ama tanto, te ha soportado tanto, te alejaste tanto, le postergaste tanto. Santo, ruega por ser un santo, la gracia te hará santo, hay que enzarzarse en el pan de vida para ser santo, la salvación del alma es ser santo.

Proverbios 14:12

II

El hombre sin Dios es como un animal, actúa como tal y parece tal, y el gusano le saluda como a un cofrade. Los ateos y sensuales se decepcionan de la humanidad mas no de la incredulidad y de la mundanalidad. El hombre que acepta a Dios recobra el sentido. ¿Cuáles son los retoños de los que desestiman el evangelio un par de horas por semana?

Efesios 5:5-6

05    

Eres un burro
y tu cobardía de gallina
se xerografía como los conejos.
Alardeas poseer ojos de águila
siendo una hiena enjaulada,
desconfiada como un gato.
Algunos infieren que eres un gusano
y otros un buitre fácil de atemperar.
Quieres ser libre como las aves
y decidiéndote eres una tortuga trapajosa.
Acechas el cielo con el cuello de una jirafa,
llevando una vida de perros moribundos.
La vitalidad del oso parte con la leche.
En la fe eres menos que una hormiga,
mañana tal vez un hipopótamo.
El puerco siempre regresa a su hábitat retozando.
Si anhelas: cantar como el ruiseñor,
jugar con los delfines,
dejar de ser una cabeza de avestruz,
ser astuto como una serpiente,
manso como una paloma
y una oveja sin miedo al lobo,
debes ser un cachorro del León de Judá.

Isaías 55:6; Apocalipsis 5:5

06      

El apostador en su último arqueo observa avergonzado una vez más que siempre terminará restando. El fumador contamina el aire montañero y los calcetines de sus víctimas, y se encrespa si alguien tose ahogado. Embriágate de las parábolas de Cristo e implora por una sobredosis de fe. Si el alcoholismo es una enfermedad Jesús sana y restaura, si es un demonio o un vicio, Cristo liberta y restaura.

Lucas 9:42

07      

Él estaba crucificado allí y nadie le veía, nadie le quería ver, yo tampoco. Todos vomitábamos sobre los estatutos divinos, sin importarnos en lo más mínimo el horrible sufrimiento de aquél joven judío. Cada uno se comportaba con irreverencia. Una gota de Su sangre cayó sobre mí y abriéndome el cielo me dijo: explícales las consecuencias de su desaire. Ve y cuéntales el sentido de mi sacrificio. Desde entonces, mi dedo índice apunta a ese calvario que sirve de alfombra carmesí a los que ingresan risueños a la chimenea del Padre. Los otros son los que optaron por ser dorados por todos los siglos en ese fuego sobrenatural, con el pecho inflado.

1 Corintios 1:18-21

08      

Los pajarillos elogian al Dios hecho carne, las flores hermosean el canto. El sol ilumina el escenario, el juego de voces es un encanto. Los afinados tenores arman armonías y no se ven partituras en este homenaje diario. Rabiones de retornelos y corcheas al aire son las que colman de alabanzas el calendario.

Salmo 150:6

09      

I

La bandera santa flamea en el cobijo inamovible y templado. El cambio de vigilantes es metafórico. Los moradores con memoria fotográfica se juntan alrededor de la plazoleta del Padre intentando recordar, fragmentadamente nomás, lo que significaban las palabras aflicción y débito. Cada uno, y sin merecerlo, posee una parcela celícola con la tecnología de la última y definitiva generación.
Chao: a las castas, a las alarmas y a los nigromantes;
a la cocaína, a las tarjetas de crédito y a las toparquías;
al cable, a los lavaplatos y a los tonsurados;
al movimiento sionista, a los pezones al aire libre y al confesionario;
al sexo parroquial, a los manoseos impúdicos y a la tos;
a los jueces menguados, a los vibriones y a los tomatazos;
a la divinización de la ciencia, al estupro y a las réspedes;
a los tabernarios, a los futres y a los represaliados;
a los mosquetones, a los beques y los querrequerres;
a los latigazos, al fariseísmo demencial y a los protonotarios;
a los encubridores, a las fluctuaciones y a ese pasatoro;
a los rajabroqueles, a las tribus urbanas y a los oncos;
a los bobalicones, al calentamiento global y a los óbelos;
a la teogonía, a los ácratas y a los opugnadores;
a los concilios, a la grapa y a los palanquetazos;
a las connivencias, a las complicidades y a los huácalas.
Ninguna mano hiere, ninguna mano infecta.
Nadie izará otra vez esta bandera infinita.

Apocalipsis 7:17

II

Una moral sin un más allá es el hombre mismo, desguarnecido. El más allá conduce el furgón, te da un propósito, la eternidad, paz. Una ética desde la razón es inquietante, relativista, turbulenta, esponjosa, estéril. El alma humana gime por una roca férrea, por pilares firmes, por una felicidad inmarcesible.

Juan 5: 40

10      

I

Mis manos las acarician de la aurora a la cena,
el postre no exhibe su nariz, me las trago por docena.
Por la tiranía de este menú no se presentan otras alternativas:
no necesito aromas o especias, tampoco tenedores o bebidas.
El establo ha sido el restorán, el suelo la coaccionante silla,
las servilletas y el pan no se asoman: me alimento de rodillas.
No se diseña otra dieta como oferta en este perro mundo;
éste es el plato que apetecerá en cada hora todo corazón que sea inmundo.

Lucas 15:16

II

En el terror extremo y sin salida el hombre o se aferra a Dios o al diablo. No es posible un término medio, una solución negociada y sin prisa. Es el abismo o la gloria, la terquedad irreversible o el arrepentimiento total.

Deuteronomio 30:19

11      

A pesar de las críticas cínicas, tienden a ser tolerantes con su mundanalidad. No saborean el gozo de una salvación auténtica y su paz interior es un sostenido signo de interrogación. Su teología transpirada y afecada es una maraña de doctrinas singulares y prensadas que no cohesionarán. En todos los temas complicados elaboran una explicación ingeniosa o un disparate de tal magnitud que convulsiona a los omniscios de los vocablos evangélicos. Cuando un cargante rayo de luz intenta que recapaciten lo que dura un capuchino con crema, sus lavados cerebros rara vez reaccionan. Es significativo que los fundadores de sectas sean mundanos, locos, arrogantes y/o descarados geniales. Un buen somnífero dialéctico mantendrá sonámbulos a los cabritos sin córneas, a los deshuesados. Generalmente se creen especiales y hablan de atinar. Sus intimidades son las de un pecador corriente y no marcan ninguna diferencia notoria a excepción del atavío, del semblante y la cháchara. Porfían en que son felices y acertados, y a veces, en medio de su bardoma, de su carcinoma, recurrentes. Con un devenir hipotecado y ominoso, se ataron a una noche sin luna ni velas. Son pentacampeones mundiales para negar con los ojos enrojecidos la Santísima Trinidad. En los últimos tiempos estos esclavos de conciencia se multiplicarán en cadena, como la maleza. La incertidumbre, la ansiedad y la falta de plenitud son su añejo y áspero pan de cada crepúsculo matutino. Ensalzan algunos dogmas hasta no divisarlos y hunden otros en la oquedad del anonimato. Las preguntas de peso completo y la carnalidad compacta no despiertan sospechas clarividentes en la marcialidad.

Efesios 4:14-15

12     

I

Aparece en todas las curvas, hendiduras, rincones y parpadeos, con buen ánimo. Nunca la he visto huir despavorida o eludir alguna de sus promesas. Es incorpórea, mas no intenta esfumarse. Despreciarla es una aberración onerosa. Los adscritos a ese reino aseguran su pellejo con una póliza rojiza estresante. Los merodeadores no se querellarán. La siega de la desobediencia es cosmopolita. Quedan minutos aún para que el indócil de vocación apele y se cobije bajo Sus alas. El Padre no desampara a sus hijos. Los ahijados con sus papeles y timbres al día que apelen a su tambor mayor, sin sollozar.

Salmo 91

II

Se reunieron fría y deliberadamente para dañarme. Les irrita que no consuma la bazofia de su charola de plata. Engullirán su ardid, con el berrinche atragantado. Yo seguiré adelante mirando la santa cruz en medio de las llamas y de las arbitrariedades de mis inicuos e insistentes perseguidores. Por fe, el galardón lo recibí antes de la contienda.

III

Una vez más quedé bien parado, la jauría reculó malograda. Del conjuro no se aprecian ni las impresiones digitales. Las rasguñaduras suturaron y el astro rey es repatriado con su risotada campanuda. De chasco en chasco veo a los que me empujarían por la ventana desde una catapulta, con gusto. El cuitado madura si se apega a las bienaventuranzas eternales. Inexpugnable es el ayuno de la trinchera, en el Señor.

Gálatas 6:9

IV

La ignorancia era maestra, él enseñaba;
la ceguera era el mapa, él exhortaba;
los policías eran los demonios, él ayunaba;
la comunicación con el cielo era caótica, él oraba;
el oscurantismo sofocaba el mediodía, Jesús alumbraba.

1 Corintios 1:18-19

13      

I

El artificial sediento de luz bebe de cualquier umbral que no lo comprometa, que no lo desarraigue, que no lo transforme, que no asesine todo lo que vive en él. Los habitantes clavados dentro de él lo obligan a mendigar una gota de agua, peregrinando de fuente en fuente, esquivando esa luminosidad que nos delata y que es el agua en sí.

Juan 7:38

II

Aperado hasta la sien de esa hambruna que emite desde las entrañas un bullicio premonitor, y de esa sed del ciervo que atravesó los secanos, exploro con linterna y picota de minero cada tolmo y rendija de la Escritura sin tamizar aquello que sería embrollado. El indagador rastrea con acucia y compromiso fiero cada vericueto y rúa que lo ancle en el apacible sendero de la justicia revelada. Al escudriñar hilvano las directrices celestes que cada ducha depara, anihilando ese daltonismo que embaraza lágrimas agrias y penetrantes. Cavar hondo en los Textos Sagrados con fe y osadía, es desplomarse meticulosa y resueltamente en las arenas movedizas de un reino que envuelve, zurce, esquilma y metamorfosea. El inquisitivo triunfará.

Mateo 5:39

14      

I    

Eran tres cruces. En la primera estaba el Salvador, en la segunda los redimidos y en la tercera los que se condenan libremente. Eso es todo. En la segunda cruz habita la fe viva. El malhechor arrepentido habita en el paraíso desde ese mismo día, sin purgatorios ni atrancos. En la tercera cruz habitan los testarudos, los insubordinados, el mundo mismo, la condenación. Este es el meollo de la Historia. Son tres cruces, dos senderos, un Dios y una elección. Eso es todo, contertulios, agoreros y rivales.

Lucas 23:39-43

II

Si mi alma se desoló es porque el prójimo no me copa, no está herido y vivo en mí. Dios reside en otros mas no en mí. La idolatría es el alma de la desolación.

Salmo 16:11

15      

Doblar las rodillas como Moisés no es en sí orar. Cantar afinado con los ojos cerrados y con las dos manos en el corazón no es en sí alabar. Apalear el apetito no es ayunar. Agotar las mandíbulas no es predicar.
Beberse un café místico nocturno no es vigilar. Dar migas con cariño apostólico no es desprendimiento y deletrear la Escritura jaculatoriamente no es escudriñar. Pareciera que es mas no es, o por lo menos no siempre.

Vivir es morir, morir es sufrir,
sufrir es obedecer, obedecer es vencer,
vencer es morir, morir es vivir.

No es como crees que es, es como es, es lo que es.

16     

I

El otro día mataron a Dios. Y no es que estuviese desorientado, sacándose la vuelta o en pasos malcarados. No, simplemente le aplicaron la pena capital porque los vampiros se sulfuran con la luz. Según se deduce de los comentarios del condenado, el desangrado era imperioso e ineludible. Los herejes y viles pedían a grito pelado que se ejecute públicamente al Dios encarnado que tampoco se escapó: de la injusticia extrema de los religiosos redimidos con harina blanca y rituales unilaterales; de la bronca de los poderosos atornillados a un nirvana con variables macroeconómicas alegres y tacañas, y del cretinismo de las masas pastoreadas que disparan primero y corren posteriormente a algún confesionario saltaparedes. Ese viernes glorioso mataron al Salvador para que no muramos.

Lucas 23:46

II

A la muerte, encadenada y encadenadora, la derrotó algo distinto y superior. El que la humilló declara que la descuajeringó. El que guarda Su Palabra no la verá ni la rozará. La muerte se murió y no reaparecerá ni por su póstumo recodo de brocatel.

Juan 8:51

17      

I

Es posible aplanar el monte Cervino con un martillo y un hachón, mas interpelar a Dios no, y menos convidarlo al dojo, resoplando. Si él clausura un portal ninguna munición de punta lo abrirá. Debatirle de epidemiología o de filatelia es una mentecatez. Lo saludable es humillársele como un ilota latigado, dócil y mudo. Lo que le lances se hará vaho y nadie creará una calzada para fugarse de Él y sus ultimátumes píos. Babear por Dios Padre es sapiencia sobrenatural.

1 Samuel 2:7-10

II

Me asusto con esta presencia y estadía,
con el escenario y la escenografía,
con los carabineros vigilando la salida,
con el show que es tan bello como breve.
Somos turistas transitorios en vela,
almas que se adhieren a un cuerpo y se van,
combatientes de la misión Gólgota o de la otra,
de una decisión entre la cruz o el caldero.

Gálatas 6:5

18      

Antes de que el gallo cante dos veces, tres veces me negarás. El gallo no para de cantar ni tú de negarme. En el nombre de la virtud, no le cercenes las cuerdas vocales al cargante plumífero, que te continuará replicando igual, con el lenguaje de las señas u otro.

Tito 1:16; Juan 18:27

19       (paráfrasis)

Entonces el puerco por enésima vez ingresó al templo y el sacerdote le decía: ven, participa de corazón del rito y te purificarás. Y por enésima vez nada sucedía. Al otro domingo el sacerdote le reiteraba: ven, participa de corazón del rito y te purificarás. Y el puerco volvía a lanzarse al lodo, corriendo, una vez concluido el servicio religioso. Un domingo el hastiado sacerdote le rogó a Dios que al puerco le cambiara su naturaleza, por la de un cisne, para que no se lanzara más al barro y sólo disfrutara y deseara el agua limpia. Y Dios le escuchó. El puerco con su nueva naturaleza ya no se ensucia más, vive aseado y sólo le atrae el agua pura y cristalina y ardorosamente anhela que su historia la experimenten sus colegas, los educadores, los latosos, los fumadores, los subversivos, los seudoartistas, los calumniadores, los torcidos, los explotadores y muchos más.

Isaías 1:18; Hebreos 9:14

20      

Todo un mundo allá afuera
y yo con la mente en blanco.
Intrincada es la marcha del corazón blanco,
es bermellón el lado de afuera.
Todo un reino que viene desde arriba
y ellos resignados a su cosecha.
Cambiando el abono es otra la cosecha,
la panorámica es otra desde arriba.
Un agujero inmenso allá abajo
aguarda en el escotillón tu presencia.
Con la media vuelta es otra la presencia,
la otra dirección obligada no es hacia abajo.

Mateo 6:33

21      

Dios nunca se relajó. El espíritu humano en la siesta de los milenios ha reverenciado el soliviantamiento apergaminado, el envanecimiento godible y estirajado, engomando la voluntad al cuero, de una carcajada. El ido Padre brama desde la cornisa y los transeúntes pasan y pasan por la acera del frente apurados, con un gorro y una bufanda hasta las pupilas. La afonía desconectará los cables cumplidores y entonces los culpables serán todos casi de un mismo calado.

Gálatas 6:7

22      

I

El santo de Adán, frente a la tentación elegía entre continuar siendo fiel a Dios o desobedecerle entrando a un reino lóbrego que no conocía. Ahora la elección es la misma pero al revés, con un Redentor que venció la muerte.

II

Jugando a ser un dios autónomo termina siendo un desgraciado de primera clase, negando al Hijo de Dios un inclusero con una soga en el cuello, distanciándose de Dios un desdichado llorón, dependiendo de la distancia.

Juan 3:17

23     

El albañil menesteroso se entregó al Señor y se divorció de los vicios y de los amigotes. Comenzó a trabajar duro, a ahorrar, a invertir, a prosperar y a purificarse. No era un hombre pobre, era un vago, y su única miseria habitaba dentro de él, con laureles sonados y acerados. Jóvenes sanos buscan y buscan un empleo, una oportunidad, y sólo hallan las migajas de un pan mal repartido. Y si el Estado no se mete con todo, se va a armar una marimorena memorable y nos ducharemos con el carro lanzagua y nos amoscaremos con el vocero y la grima se acumulará en el polvorín y en la colecta de la caridad y en las esculpidas miradas cortopunzantes.

Salmo 41:1-2

24      

Soy marino y nunca seré vicealmirante. Si lo intento tendré a las profundas algas de sombrero y chaleco. Ya atracaré en el puerto final inmaterial. Nunca más miraré mi cola. Navego seguro y sin mapa, oteando relajado los párpados internos. Las olas de treinta metros me inquietan brevemente. Todos los días hay zarpes voluntarios a la gloria. Ayer fui un infante del barro, mañana seré un aviador sin avión: hoy soy del mar.

1 Pedro 5:4

25    

Mi prójimo es toda la humanidad menos yo: todas las zonas, todas las hordas, todas las jetas. Yo soy uno y mi prójimo billones. Son más que mí, cada uno vale más que mí. Me evaporaré, la vecindad no. El otro, todos los otros son una sola masa por el cual las plaquetas divinas fluyeron y por el cual te acuartelaron provisoriamente en un bohío con solo dos trampolines.

Marcos 12:31

26     

Que sus palabras sean las que hablen y mis sentidos los que lean.
Que la Palabra sea la cantera y mis palabras un reflejo de su fuego.
Que mi boca calle ante la Palabra, que toda lengua disemine la Palabra.
No hay pétalos del proyecto del Todopoderoso en el antejardín de la Biblia.
Si agoto ansiosamente mis mandíbulas charlando con el prójimo, es porque hablo poco Contigo, poseyendo dos dentaduras y una oreja.

Juan 5:39

27     

Estoy enfermo, iré al hospital; me sané, no deseo verle más. ¿Qué alifafe es éste?, regresaré al hospital; no era nada grave, no deseo verle más. Me accidenté, volveré al hospital; recibí mi alta, no deseo verle más. Me agravé, marcho confiado al hospital. Oh, las puertas se cierran delante de mí. Cristo Jesús se llama el hospital y no es un botones. Sigo mal.

Hechos 2:40

28      

El dolor es:
La vía que te impele a mirar con certeza la cruz;
el inicio de una redención que el hombre no anhela;
el cristal pulido que recalca tus tropelías ambrosianas;
ácido encalabrinado sobre tu déspota sensualidad;
una conminación a enrollarse con el evangelio puro;
un contrincante peso pesado para tu lujuria;
un auto de fe a tus falsedades desguazadoras;
un responso interino por tu arrogancia incrustada;
una largada que terminará en la santa cena;
un tren que transita hacia la introspección retratando
las derrotas escabrosas y los proyectos baleados;
la esperanza de militar de pie en la luz;
el epílogo de una era estival liviana y vana
y el albor de un frigorífico veraz y dragado;
la poda de ese árbol que te impide catar el sol;
una oportunidad más, tal vez la antepenúltima;
un manojo de llantos como señal de tu arrepentimiento;
la bacteria que anhela envenenar tus rencores;
un azote al cogollo de tus transgresiones;
aceite hirviendo a lo efímero y a lo carnal;
una región de tu trino ser sin el Cristo de la gloria;
un golpe de nock out a tu insensibilidad embozada;
la certificación de que vives y coleas;
una granada al remolque de tus vanidades;
la secuela de tus petulantes opciones;
el gimoteo que muele tus mentiras tejidas;
una apología a la virginidad y a la pureza;
el fundamento del por qué y del para qué;
la romana que impugna tu conducta moral;
la carta que reiteran los proselitistas;
un café amargo sin azúcar con la sabiduría;
el respaldo de la reflexión incontrastable;
el nutriente para tu raquitismo generalizado;
el ticket gratis de regreso al huerto del edén
y el histórico regimiento de la purificación personal.
Sin dolor no hay santificación ni trascendencia.

Job 5:17-18

29      

I

La historia y la contingencia nos han enseñado en billones de oportunidades que todo se reitera, que la conducta humana es arrogante y redonda. La pedagogía es descollante mas nada aprenderemos. Nadie vociferará que el único y suficiente problema del ser humano es el estar divorciado de Dios y que la única y suficiente solución es el Redentor. Ni un extraterrestre querría ser tan impopular. Los pomposos que se adueñaron de la salvación del alma se pudrieron, mas el Señor continúa ahí, con sus brazos abiertos a toda esa humanidad que desee dar la media vuelta.

Romanos 3:23

II

Después que la raza humana se traga con pasión el evolucionismo, el cristianismo nominal, la filosofía, la metafísica, las otras confesiones de fe, el orientalismo, la congregación de los ovnis, el espiritismo, la sicología, la ecología, el yoga, la religiosidad popular, el esoterismo, las tradiciones, la ética, los sentimientos nobles, la ciencia, la razón al límite, los ritos, la solidaridad, la política, la meditación, las buenas obras y los mitos benefactores, se concluye que el hombre es y será un pecador triste, que no acepta ni a regañadientes que la vía que nos transporta de aquí a la eternidad es Cristo Jesús y nada más.

Proverbios 16:25

30      

I

Líbrame:
del feudalismo de la carne;
de las leontinas de la carne;
de los señuelos de la carne;
de las simas de la carne;
de los que me desean mal;
en sí del mal;
de los catequistas del mal;
del príncipe del mal;
del espíritu del mundo;
de los laureles del mundo;
de las albanegas del mundo;
de los convites del mundo;
de la salvación de la iglesia.

Romanos 11:26

II

Padre:
protege la integridad moral, síquica, espiritual,
física y patrimonial de mi familia, a pesar de mí;
que la solidaridad sea el motor de mis pies;
socórreme de mí;
que no arrugue al interceder por terceros;
utilízame como instrumento de redención y bendición;
prospera mi alma, mi sesera y mi billetera;
que mi familia sea feliz por medio de la fe y de mí;
que las telenovelas, la degeneración y la violencia,
desaparezcan de las pantallas;
dame eficacia cuando comparta la Palabra;
háceme un enemigo feroz del paganismo, de la herejía,
del horóscopo, del humanismo puro y del agnosticismo;
enséñame a glorificar a la Santísima Trinidad;
que nunca me acobarde al predicar el evangelio;
que la encarnación del Verbo sea el eje de mi credo;
que todas mis alabanzas sean sólo para Jesucristo;
dinamita pausadamente mi arrogancia y límpiame.
Glorioso Padre, todo te lo pido por medio del glorioso Jesucristo en el ministerio del glorioso Espíritu Santo. Amén.

Juan 14:14

31      

La Autoridad de la Sagrada Escritura está en su texto, en su mensaje, en sí misma. El poderío de la Biblia está en sus conceptos, en una propuesta que obviamente no es humana. Si el escéptico acepta el desafío académico de arrepentirse y aceptar a Cristo Jesús en la probeta de su alma, siguiendo con sinceridad los pasos del evangelio, obtendría las respuestas a las dudas trascendentes. El incesante y terco rechazo a este experimento ya parece la primera prueba de la existencia de Dios. ¿Sospecha que el Espíritu anda por ahí y lo calla? ¿Por qué no prueba un bocado de la torta, por curiosidad, y después da una conferencia, escoltado por un coro? Lo sobrenatural de la Escritura está en su texto, y algunos no lo quieren reconocer por miedo a las burlas del diablo y del mundo. Algunos arrogantes casi imparciales no ven nada de nada, porque es la decisión que tomaron, a priori.

2 Timoteo 3:16

32      

I

Bailo entre el miedo y la fe, entre la fe en Cristo y el miedo a perderlo todo, a ser aplastado otra vez. No le tengo fe a mi fe, por no haberme consagrado a Él. Padre, aumenta mi fe y mis certezas cuando el huracán se instale en mi mesa de centro.

Salmo 38:8-22

II

La fe de un irredento no mueve ni globos,
la fe que salva el alma brota de la gracia,
la fe que derriba murallas y puertas es sobrenatural,
la redención que nace de la cruz es por la fe.
El incrédulo puede pedir el don de la fe, berreando.
La fe de un inconverso devoto de Jesús es estéril.
La fe en Jesucristo te salva y te cambia de reino.
Pídele a Dios de rodillas la gracia de la fe.
Negar a Dios con tanta fe es deletéreo.

III

El sufrimiento te invita a la redención inmediata ¿Por qué fracasan los ungüentos contra el dolor? ¿Cuál fue el preámbulo de la desdicha perenne? El que despertó observa que su habitáculo es un lodazal. El sendero de la paz es pedregoso y agotador y prevalece la voluntad, sometida a la gracia.

Mateo 8:10

33      

I

Caín se conoció a sí mismo presentándose en sociedad en un hito, en una ceremonia inaugural histórica palpitante, en donde todas las miserias fueron invitadas a la gala, expresando cada una todas sus dotes y con un micrófono inalámbrico en mano no callaron nada, nada.

Génesis 4:8

II

Si es la mujerzuela más activa del condado, de los hociconeos, para Cristo es una santa no por lo que es, sino por ese potencial que le traerá la sangre preciosa a su famélico corazón, bajo el sol de justicia, por la fe.

Hechos 2:28

34      

La vanidad duerme una siesta breve, no obstante no toma vacaciones ni se encanece. Es la reina de la noche y del boulevard. Canta y campea sin que se lo demanden. Ocasionalmente se esconde debajo de la mesa para luego saltar con los brazos abiertos. La obra humana se inspira en la jactancia y oprimirla es un acto temerario de alto vuelo.

35     

No matarás es el mandamiento, el ungüento, el sustento.
El aborto es un gulag, un campo de concentración.
La eutanasia es una capucha en una mazmorra,
la pena de muerte un látigo político bruto.
El invasor derrama sangre por la causa de unos pocos.
La maquinaria de la guerra es demasiado rentable
y el sermón del monte aparece cuando no fastidia.
Matar a un bebé de siete años es un aborto posparto.
No mates.

Éxodo 20:13

36     

El catecismo descriado del filósofo no muele la ansiedad, no la araña, sólo sombrea al tacto el diagnóstico, a veces con una seductora agudeza. La sabiduría se desvinculó del filósofo, el secularismo los subyugó a casi todos. Licenciados que no sirven en ningún lado, excepto en una charla con sus hinchas. Pídeles el significado de la muerte o el acueducto de la felicidad y te acuclillarás por las risotadas. Son parias solemnes, resplandecientes.

Proverbios 16:2

        37    

Yo soy un predestinado. En una sabia actitud Dios me eligió para salvarme y compartir su eterna gloria conmigo. Los otros, los muchos otros, tuvieron mala suerte porque el Salvador los pasó de largo y no los consideró en ningún plan. Los condenados desde antes de la fundación del mundo lamentarán su infortunio quemándose en las llamas eternas. Nacieron achicharrados, así de simple.

Deuteronomio 30:15, 19

38

Los desesperados recurren a Dios por el tiempo que sea estrictamente necesario. Los sacerdotes recurren a Dios porque es un componente irrefragable del oficio. El rebaño recurre con sumisión a Dios pensando que es una apoteca exprés, un padrino.

Lucas 17:16-19

39

Bien distante de la nueva alianza
esperé la vida entera
y la dicha genuina nunca tocó mi puerta.
Sólo vi unas migajas endurecidas,
de otros.
Quise una existencia luminosa en mi mazmorra.
Lo que supuse que era felicidad
me llegó por un goteo invisible.
El desconsuelo vino en tifones envolventes.
Uno se miente hasta que la bolsa se revienta.

Juan 3:36

40 

Cuando los agoreros y adivinos disminuyen, prosperamos.
Cuando el tarot es enviado a la basura, prosperamos.
Los que creen mirar el futuro no miran las desgracias.
Los países hambrientos están atiborrados de adivinos.
A través de un charlatán no se adueñarán de las bendiciones,
de la restauración de los individuos.

Deuteronomio 18:10-12

41

¿Qué es razonar con minuciosidad y exactitud? ¿Cómo viajo a la profundidad del ser, sin caer? ¿Somos todos desiguales y a la vez hermanos? ¿El menesteroso es una porción del modelo político? ¿Quién decide cuando terminará la dialéctica? ¿Qué sucede con la última pregunta? ¿hay una primera? ¿En qué puerto atracarán la prudencia y el sentido? ¿Dónde terminan la mayéutica y la percepción extrasensorial que jadea en nosotros? El fin último es el estado de gracia.

Isaías 55:6

42

Todas las culturas anuncian a un Creador o equivalente, muchas nos comunican la llegada de un ser divino. En Jesús se materializan los anhelos de la humanidad, las profecías de los cientos de credos que vivieron o concurren. El evangelio de Cristo es la revelación infalible y final. Todo el material religioso milenario desenterrado en muchos sitios son el preámbulo y deseo de que Dios se haga presente, el deseo de que el Dios mismo venga en forma humana. El padrenuestro y lo demás no florecen desde el vacío, son el anhelo ancestral de paz, en el alma humana. En otras confesiones precristianas hay aproximaciones interesantes de lo que sería la obra gloriosa del divino Redentor. La tradición oficial es el antiguo testamento, con efectos colaterales, ya que nunca caminó solo.

2 Crónicas 7:14




Fin del libro: “Bajo la sombra del rey”.

ANTOLOGÍA DE POEMARIOS
http://antologiadepoemarios.blogspot.com

De la antología: “Las sotanas de Satán”.